martes, 30 de enero de 2018

Decálogo para lograr la paz interior

El 30 de enero se celebra en los colegios el Día Escolar de la No-violencia y la Paz desde que se instaurara en España en 1964 gracias al poeta y pacifista Llorenç Vidal.
Esta fecha conmemora el aniversario de la muerte de Gandhi, gran pensador, pacifista y político que defendía la fidelidad a los dictados de la conciencia...

Y ahí quería llegar yo, a la conciencia, a estar reconciliado con ella, a estar en paz con uno mismo. Por eso, mi reflexión de hoy va en esa línea, en cómo promover aquellas virtudes que nos acercan a esa sensación de estar en armonía con nuestro yo interior.

Decálogo para lograr la paz interior
Foto de Unsplash


1. No mientas. La mentira nos hace romper el hilo que mantiene unidos lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos. Genera internamente un sentimiento de infidelidad que impide sentirnos a gusto.

2. Pon todo de tu parte. Cuando algo no se consigue, saber que has hecho todo cuanto estaba en tu mano ayuda a relativizar las cosas y a frenar los remordimientos.

3. Aprende a aceptarte, respetarte y sobre todo quererte. Potencia tus cualidades y analiza tus defectos, mírate en el espejo y descubre aquello que te hace diferente, especial, aprende a amarlo. Y haz lo mismo con tu forma de ser.

4. Sé benévolo contigo mismo. Somos nuestros peores jueces y por tanto víctimas de nuestra propia exigencia. Date un respiro y busca un atenuante para tus errores.

5. Sé humilde. No te creas todopoderoso, lo serás si conservas la virtud de no creértelo.

6. Ten un rato solo para ti al menos una vez por semana. Para un baño tranquilo, un café relajado, tu serie favorita... algo que te haga reconectar y sonreír por dentro.

7. Atrévete con aquello que te gusta. Todos tenemos algo que queremos, buscamos o admiramos pero que nuestros complejos tachan de la lista con el argumento de que "no son para ti". Atrévete con ese hobby con el que pensaste que no podrías, con los labios rojos, con los accesorios llamativos, salta en los charcos si soñaste hacerlo... pero nunca dejes  nada en el tintero.

8. Di a los que quieres que les quieres. Parece obvio pero en absoluto lo es. Dejamos pasar los días y perdemos las oportunidades de abrazarnos, de besarnos, de decirnos frases amorosas. Y de verdad, cada vez lo siento más fuerte, la vida es corta como para no vivirla intensamente. Hincha tu corazón con mimos y caricias para que la paz rebose dentro.

9. Rodéate de buena gente. Una manzana podrida corrompe al resto y, aunque sintamos la necesidad de ayudar y reconducir al descarriado, nuestra vida será más feliz si tenemos cerca a personas que transmiten buena onda.

10. Y conversa. Pero siempre desde dentro. Me preocupa que cada vez tenemos más conversaciones vacías, carentes de sentimiento. Hablamos de lo que nos pasa, de los que hacemos, decimos, pero olvidamos contar lo que sentimos, lo que pensamos, lo que nos preocupa o nos llena de entusiasmo. Saca un rato para una conversación tranquila con amigos, familia, hijos o pareja y deja de pasar por los temas importantes de puntillas.

¿Qué te parece si empezamos a sentirnos más en paz, con menos complejos y más realizados? Tenemos la vida por delante, por defecto, por montera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips