jueves, 2 de junio de 2016

La Hiruela, escapada perfecta

La Hiruela

De los sitios más bonitos de la Comunidad de Madrid y, aunque turística, no se encuentra entre los municipios más masificados. Adictos desde hace algunos años a este pequeño pueblecito, hemos repetido en varias ocasiones con distintos grupos de amigos y familia. Unas veces el plan era pasar el día entero (aunque aviso que la carretera para llegar allí es terrorífica y para hacer ida y vuelta en un día no muy aconsejable) y otras, hemos cogido una casita rural en pleno casco "urbano". Hoy quiero compartirlo con vosotros y os pido que guardéis el secreto para que no se llene de gente y pierda su encanto.

La Hiruela se encuentra en la Sierra Norte de Madrid, cerca de Buitrago y junto a la cuenca alta del río Jarama. En el año 2005, la Sierra del Rincón en la que se encuentra, fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La Hiruela

Las casa de adobe y piedra, el suelo empedrado, las sendas que arrancan de sus calles peatonales (hay un parking a las afueras, donde se encuentran los contenedores) y dan comienzo a rutas de senderismo de diferente distancia y dificultad... todo formando un engranaje natural que hace que olvides el ruido de la capital, de la que solo te separan 98 km...

La Hiruela

Mención aparte merecen las sendas. Nosotros casi siempre hacemos De Molino a Molino (sale de la Plaza de San Miguel, por detrás de la iglesia parroquial), son 4,5 km que aunque se puede hacer en 2 horas, recomiendo parar a mitad de camino, comer de picnic en una explanada al lado del río y continuar por la tarde después de una siesta y un remojón en la orilla del Jarama.

La Hiruela

La Hiruela


Es circular y para hacer todo el trayecto a pie, sin gran desnivel e ideal para hacer con niños. El camino cruza el río en varias ocasiones pero, ¡cuidado! que en algún tramo hay que atravesar las aguas de piedra en piedra. Id con calzado adecuado, lo digo por experiencia propia.

La Hiruela

Aconsejo hacer la ruta en sábado y, después de una ducha reparadora, tomar algo de picoteo para cenar en la terraza de Ad Libitum, un pequeño restaurante de pizarra, piedra y madera que habilita unas mesas fuera en los meses de calor.
Nosotros nos alojamos en El Bulin, aunque hay otras casas con muy buena pinta. Podéis consultarlas aquí.
El domingo descansamos, paseamos por los alrededores y pateamos las pocas calles que recorren La Hiruela pero que bien merecen unas cuantas fotos. Comimos en Casa Aldaba, todo un clásico de allí. Conviene reservar porque el local tiene muy pocas mesas y se llena cada fin de semana. Si cuando vayáis las tienen, no os podéis perder sus judías guisadas (yo creo que son las mejores que he comido nunca), y en general todos los platos de cuchara que hacen.

La Hiruela

Un fin de semana no da para mucho más, así que si disponéis de un puente reservad con tiempo un pase para visitar el Hayedo de Montejo, a 10 km de La Hiruela y que precisa una escapada algo más larga.

A solo un paso del verano, ¿qué planes tienes tú para estas fechas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips