jueves, 10 de septiembre de 2015

La Costa Brava, una micro escapada con 4 destinos imprescindibles

Nuestras vacaciones veraniegas en la Costa Brava tuvieron poco de vacaciones y de veraniegas, más bien fue una pequeña escapada interrumpida que sirvió para darnos cuenta de la belleza que encierra la zona, sus playas y calas de un azul intenso y sus ciudades impregnadas del medievo...
Aún así, en el blog quería enseñaros esa ventanita que abrimos y nos hizo descubrir un lugar increíble para repetir más adelante nuestras vacaciones en familia.

1) Elegimos Blanes como centro base de operaciones, tal vez porque nos habían dicho que era un destino tranquilo para ir con niños, parecido a Cambrils donde estuvimos el año pasado y que tanto nos gustó.
Nos conquistó su playa kilométrica, su litoral turístico lleno de restaurantes y garitos donde probar sus famosas gambas, el castillo en lo alto y una gran roca (Sa Palomera) que constituye el portal de la Costa Brava. Desde allí tiene lugar cada año para las fiestas de San Joaquín y Santa Ana el mayor concurso internacional de fuegos artificiales de Europa, así que por poco nos perdimos ese magnífico espectáculo pirotécnico.

Blanes

2) A una hora de Blanes se encuentra Castellfollit de la Roca, un pueblo muy muy pequeño suspendido milagrosamente en lo alto de un riscal de basalto. Imprescindibles las vistas del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa desde el mirador y la Iglesia de San Salvador (s.XIII). No olvides subir al campanario para ver las casas al borde del precipicio.

Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca


3) Muy cerquita del anterior se encuentra Besalú, donde además hay más sitios si necesitáis un restaurante donde comer. Piérdete por sus calles que te trasladarán a la alta Edad Media, busca sus sillas suspendidas en la pared, recorre el puente y siéntate a escuchar los músicos que aprovechan su magnífica acústica, visita el Monasterio de San Pedro en pleno centro y la Iglesia de San Vicente y juega a encontrar los baños judíos o las ruinas romanas.

Besalú

Besalú

Besalú

Besalú

Besalú


4) Tossa del Mar nos pillaba a tiro de piedra de Blanes, aunque atravesar Lloret de Mar lleva su tiempo... Un pueblo asediado por los piratas que decidió levantar este recinto amurallado llamado Vila Vella. Un bonito paseo es subir hasta el faro y luego recorrer su bullicioso centro urbano.

Tossa del Mar

Tossa del Mar


Nos quedamos con ganas de conocer Beget, Pals, Monells, Peratallada, Calella de Palafrugell y Cadaqués. Volveremos...

4 comentarios:

  1. Tomo nota para el verano que viene! los pueblitos medievales tienen mucho encanto.Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, pero que sepas que yo me apunto Ezcaray...

      Eliminar
  2. Hola! Enhorabuena por el blog, me encanta!
    Nosotros estuvimos el verano pasado en Cambrils y nos gustó muchísimo. Pensábamos repetir por la zona, así que me apunto este lugar. ¿Alguna recomendación en cuanto alojamiento? Saludos! - Va nessa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vanessa, en Blanes nos alojamos en el Hotel Beverly Park, al principio del paseo marítimo a 10 minutos andando del bullicio del centro. Los hay mejor ubicados pero queríamos cerca de la playa y que no hubiera que coger coche para pasear por el casco urbano. Las habitaciones familiares del hotel muy bien, igual que el buffet (eso sí, si ninguno de la familia tiene alergias alimentarias, que no andan muy bien preparados). La animación infantil un poco regular y por lo demás bien. En Cambrils lo hicimos en un apartamento con una inmobiliaria y nos dieron un bajo interior sin terraza algo agobiante porque llegamos los últimos... no tenemos mucha suerte con los alojamientos playeros...

      Eliminar

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips