jueves, 14 de mayo de 2015

5 imprescindibles para ir de picnic

Ir de picnic con niños por Madrid y alrededores
Imagen: Riding Pretty

Hace unas semanas comenzó la primavera, y aunque hasta ahora el clima no ha sido muy primaveral que digamos, parece que la meteorología nos va a dar tregua para inaugurar la temporada de picnics al aire libre.
Confieso que me nos encantan, ¡no soy capaz de enumerar los que hicimos la primavera pasada!. Además son fáciles de organizar y la comida, por muy simple que sea, siempre sabe mejor si se pone un mantel en el suelo y merodean cerca las hormigas...
Tal y como os conté para pasar un día en la nieve, aquí van mis recomendaciones para que no se amargue el picnic:

1) Buscar un buen sitio. Partimos de la base que cualquier sitio es bueno para ello, ya sea un parque urbano (Retiro, Campo de las Naciones o Madrid Río las mejores opciones en Madrid) o fuera de la gran ciudad. Particularmente prefiero coger coche y desplazarnos, porque da más sensación de desconectar y a ser posible, siempre elegimos zonas donde haya un río cercano. Aunque no haga temperatura para bañarse, un remojón de pies siempre ayuda.
Nosotros tenemos nuestros sitios preferidos, que os iré contando próximamente: la Boca del Asno, Valdemaqueda, el Berzalejo, la ruta de los molinos en La Hiruela... que espero poder ir ampliando con vuestros comentarios.



2) Ropa y calzado adecuados. Unas deportivas y otro calzado de repuesto por si se moja, este segundo bien pueden ser unas zapatillas de lona para estar más fresquitos. En cuando al textil: camiseta de manga corta y una chaqueta fina, ya sabéis que después de comer siempre refresca en primavera y unos pantalones, si pueden ser de esos largos que se hacen cortos con una cremallera mejor que mejor. Imprescindible gorra o pañuelo para la cabeza y protector solar. Lo del bañador y las gafas de sol lo dejo a vuestra elección.

3) Cámara de fotos. Un día así hay que inmortalizarlo. Igual que os dije para la nieve, mejor si lleváis trípode para poder salir todos con el autodisparador. Esas fotos entre los árboles con la cara sonrosada luego se recuerdan todo el año.

4) Comida. Aquí hay dos opciones.
  • Plan bocata. Seguro que de camino hay un pueblo cercano donde comprar pan de la zona. Con algo de embutido que habremos comprado y un tomate partido a la mitad y restregado por el pan seguro que está delicioso. Ahora bien, si queréis algo más sofisticado podéis preparar un bocata de pollo con manzana y cebolla caramelizada, un sandwich vegetal con olivas y tomate o probar alguno de estos 40 exquisitos bocadillos.
  • Yo me decanto por el plan dominguero, con tupper y cantimplora. Las ensaladas son socorridas y apetecen bastante en este tiempo: de pasta, campera, de arroz o de garbanzos son las que suelo hacer yo (con la vinagreta ya preparada y en un botecito siempre aparte para incorporarla justo antes de comer). También la opción tortilla de patata y filetes empanados es un acierto seguro.
  • Aperitivos: snacks, frutos secos, aceitunas u otros encurtidos.
  • Bebidas: agua y más agua, mejor pasarse a que escasee el líquido elemento y no haya donde beber una versión potable del mismo. También algún refresco o cervezas (para quién os guste). Para conservarlas, una bolsa térmica con bloques de gel helado (mejor que hielos).
  • Postre: fruta. Sana y refrescante. Si queréis manzana, pera o plátano genial, pero no los cortéis con antelación o se oxidarán. Mejor fruta de temporada (excepto fresas que son muy termo-sensibles), yo siempre elijo piña, previamente cortada en trocitos.
  • ¿Un termo con café? Esto ya para los muy domingueros...
Ir de picnic con niños por Madrid y alrededores
Imagen: Alena Hrbkova

5) Menaje y otros enseres. Lo de la cesta queda muy bucólico pero no es nada práctico. Donde esté la mochila que se quite todo lo demás. Luego lo típico: mantel (mejor grande y grueso o impermeable para aislar de la humedad), servilletas de papel, vasos, platos y cubiertos de plástico (o de camping). No os olvidéis bolsas de basura, para dejar todo tal cual lo encontrasteis y tirarlas en el contenedor más cercano.
No es una mala idea llevar una toalla (colectiva), para secarse después del remojón y una manta de coche o bufamanta para después tumbarse a la sombra para la siesta de rigor mientras los niños te meten hierbas y hormigas por la oreja... todo un clásico...
Y por supuesto, ahora sí, una pequeña cestita para que los peques de la excursión recojan flores, piedras y otros "tesoros" que se llevarán de recuerdo de un día de picnic espectacular.

Y vosotros, ¿sois de picnics primaverales? ¿Alguna sugerencia más que me deje en el tintero?

6 comentarios:

  1. Me vienen muy bien estas claves para un Picnic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Coged mochila (o cestita, jeje) y a por él

      Eliminar
  2. No me lo puedo creer, yo tengo programada esta entrada para el jueves!! nos sincronizamos!!! jjajaja Está chulísima!! Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias M. José. Estaré pendiente para leerla.

      Eliminar
  3. Donde esté lo práctico que se quite lo demás. Las cestas y eso quedan super bien en las fotos pero la nevera d dominguero que no falte jeje por cierto, yo no concibo un picnic sin la tortilla de patata y las chuletillas empanadas!! ay qué hambre me está entrando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo preparando el picnic de mañana y acordandome de ti. Te mandaré u n trocito de tortilla. Besos

      Eliminar

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips