jueves, 26 de marzo de 2015

Parque La Quinta de los Molinos

Parque La Quinta de los Molinos

"Harto le cuesta al almendro
hacer primavera del invierno"

A la altura del número 541 de la calle de Alcalá se encuentra la entrada principal de este parque, junto a la boca de metro de Suances. Su tapia de ladrillo y hormigón que sirve de lienzo para graffiteros, nada deja asomar lo que dentro esconde. Y digo bien 'esconde', porque a pesar de ser un bonito parque con sus fuentes y caminos no hay demasiadas aglomeraciones en su interior.
Abierto de 6:30 a 22 horas, un horario amplio para que los runners más madrugadores y los del paseo de antes de dormir puedan disfrutarlo.

Parque La Quinta de los Molinos

Está considerado bien de interés cultural y su nombre se debe a los 2 molinos traídos desde Estados Unidos para extraer agua de regadío para aquella hacienda (quinta). Propiedad del conde de Torre Arias hasta que lo donó al arquitecto y concejal del ayuntamiento Cesar Cort en 1920. Este político y urbanista con visión de futuro, diseñó el parque parcela a parcela y vislumbró que la ciudad se expandiría hacia esta zona cercana al aeropuerto. "Plantó almendros porque era un árbol bonito y barato, fácil de quitar si se quisiese urbanizar la finca", explica su nieto.

Parque La Quinta de los Molinos

Cesar Cort fallece en 1978, y el parque queda semiabandonado hasta que sus herederos llegan a un acuerdo con el ayuntamiento, entonces presidido por Enrique Tierno Galván en 1982, pasando sus 21,5 hectáreas a ser zona verde de uso público.

El parque está lleno de paseos de tierra, un molino antiguo, un estanque, múltiples fuentes, túneles, bancos de madera... Pero lo más asombroso de esta quinta son los 6000 almendros que florecen entre febrero y marzo, dando un espectáculo único.

Parque La Quinta de los Molinos

Parque La Quinta de los Molinos

Parque La Quinta de los Molinos

Además, en primavera la explosión de color y olor allí se debe a los lirios, lilos, cipreses, pinos y artemisas que conforman su flora ordenada en pequeños parterres y que acompañan en la sombra a su principal protagonista: el almendro en su pleno esplendor.

Parque La Quinta de los Molinos

Parque La Quinta de los Molinos

Los niños pueden corretear, ir en bici, jugar a encontrar las fuentes escondidas, experimentar con los distintos olores de las flores... Os aconsejo entrar por la puerta lateral que da a la calle Miami. Además de entrar por la zona más bonita, justo antes de entrar hay un montón de columpios donde los niños pueden disfrutar antes o después de visitarlo.

Parque La Quinta de los Molinos

Parque La Quinta de los Molinos

Si queréis saber más de este parque, con todo detalle (¡y hasta con las coordenadas gps de cada lugar!) visitad la siguiente página y descargaos su plano en pdf. Os sorprenderéis de todo lo que esos muros nada seductores encierran.

Parque La Quinta de los Molinos

p.d. Un apreciación personal: aunque conviene visitarlo en febrero-marzo durante la floración del almendro, toda la primavera es un buen momento para acercarse. Evitadlo en días de lluvia, el suelo se llena de barro y se hace impracticable.

4 comentarios:

  1. Qué agradable leer tu post en la mañana, con esas fotos tan bonitas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, en algo se tiene que notar que estamos en primavera!!!

      Eliminar
  2. precisamente el otro día mi chico me comentaba que había un parque que no conocíamos y....es este!!!!! Tiene una pinta estupenda! tomo nota de la dirección!
    Muy chulas las fotos y tu peque, preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primavera está impresionantemente bonito. Yo fui antes de las lluvias de los últimos días, imagino que ahora las flores estarán en el suelo... En verano no es muy recomendable porque no hay mucha sombra y si llueve mucho el suelo se convierte en barrizal. Te lo recomiendo en febrero-marzo, cuando veas que los almendros comienzan a florecer

      Eliminar

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips