jueves, 5 de marzo de 2015

Juegos de niños

Podría afirmar con rotundidad que nada me gusta más que ver jugar a Enma. A menudo juego con ella, pero otras veces prefiero sentarme cerca, en la misma habitación y hacer que leo o que trasteo con el ordenador cuando en realidad la estoy observando.

Juegos de niños
Juegos de niños

Me encanta oírla, susurrando a sus muñecos, inventándose conversaciones, reviviendo en miniatura su día a día... Confieso cierto efecto sedante en ello. Otras veces me espeluzno reconociéndome en alguna frase cuando regaña a los peluches y me ayuda a saber lo que no debo volver a decir...
Es curioso, Enma parlotea sin parar desde que tiene año y medio y a veces tengo que proponer el archiconocido "silencio en la sala que el burro va a hablar..." para poder tener un minuto de silencio en casa, pero luego es parca en palabras cuando le preguntas qué ha hecho en clase o en casa de los abuelos. Sin embargo bastan ¡¡10 minutos!! de verla jugar para saberlo. Todo lo que vive y lo que le preocupa lo materializa de esta forma. Así hemos pasado por jugar a las piscinas improvisando manguitos con servilleteros cuando empezó la natación, llenar de colchonetas la habitación para hacer una guardería y ahora hemos "desempolvado" los pupitres de Peppa Pig y la pizarra al empezar el cole.
Juegos de niños

Pocas veces la he oido decir que se aburre cuando juega, alguna vez se le acaban las ideas y te pide ayuda para continuar. En otras ocasiones preparo yo el decorado y ella "maneja" los muñecos en él. Este experimento (al más puro estilo roleplay) puede resultar interesante, os sorprenderéis de ver cómo se desenvuelven vuestros peques en diferentes ambientes imaginarios: lo que significa una boda, lo que espera de una excursión a la granja o de unas vacaciones, lo que hay que hacer con un enfermo en casa...
Juegos de niños

Juegos de niños

Juegos de niños
Aunque muchas veces me lamento del poco tiempo que tengo para jugar con Enma, soy consciente de la importancia que tiene el juego libre en los niños. Me sorprendo de ver a muchos padres que cada tarde dirigen el juego de sus hijos proponiendo temáticas, preparando manualidades, o sobreestimulando con cientos de actividades más o menos lúdicas, no dejando rato para ese juego libre en el que cada niño escoge con qué juega, dónde juega y emplea sus propios tiempos.
Sólo así permitiremos dar espacio a la creatividad, fomentando su capacidad de decisión, su perseverancia, su esfuerzo y su capacidad de resolver los conflictos que se suceden en esa elaboración de un juego no supervisado. Casualidad o no, hace unos días mi hermana me enviaba este artículo que habla de ello.

Me encantaría escucharos y saber qué hacéis vosotros, si sois de los que participáis en los juegos de vuestros hijos de manera activa, sólo con vuestra presencia o si por el contrario sois de los que espiáis detrás de la puerta asombrados de lo que son capaces estos niños tan imaginativos.

4 comentarios:

  1. Cuantas cosas en común! Yo también observo a Amaya jugar y parlotear y muchas veces esucho en su boca palabras mías. Si te sirve, yo he conseguido que Amaya me cuente cosas del cole contándole primero lo que yo he hecho ese día. Ahora es ella la que me pregunta " Mami, qué has hecho hoy?".
    Personalmente el juego con ellos depende del día, hay días que no me quedan fuerzas y les dejo libremente, hay días que ellos reclaman que juegue con ellos a hacer puzzles, pintar o montar un circuito de coches. No sigo ningún patrón. Otros días Amaya me pide dibus y entonces estamos en el salón tranquilamente mientras Mateo corretea detrás de una pelota.
    Un beso fuerte, un post muy chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación Belén. Yo ya he probado a contarle yo primero y a jugar a lo mejor y lo peor del día y aunque a veces resulta exitoso, muchas otras veces me contesta: "no me acuerdo". De todas formas, viéndola jugar es suficientemente clarificador. Es una gozada ver jugar a los niños, jugar con ellos y todo lo que sea experimentar a través del juego. Luego crecen y tantos deberes les dejan poco margen a ese juego libre...

      Eliminar
  2. yo creo que en cada familia hay un patrôn... como mi nena no va al cole tiene que hacer actividades que yo dirijo, lo que serîan las horas de cole, pero ahora por ejemplo anda jugando con sus amigas imaginarias a que viajan a canadà :) xon solo observar y escuchar sus intereses, es sencillo... pero obviamente los momentos de aburrimiento son los momentos en los que màs desarrollarà su imaginaciôn!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial verlos jugar. Lógicamente cada caso es un mundo y si no va al cole tendrás que ingeniártelas en esos ratos. Mi hija ahora también está en la fase "amigo imaginario". Deben dormir en su cama unos 6 ó 7!!

      Eliminar

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips