jueves, 6 de noviembre de 2014

Jamón y champán, un matrimonio bien avenido

Llevábamos desde el mes de julio para poner fecha a este plan, tanto habíamos oido hablar de Bocadillo de Jamón y Champán (en la C/ Fernando VI, 21 en el barrio de las Salesas) y de tan exquisita combinación de sabores, que siempre teníamos el sitio en mente cuando nos acercábamos al barrio de las Salesas. Su nombre no engaña y resume claramente lo que puedes degustar en su interior. Exitoso desde sus comienzos, cuentan sus propietarios que el día en que abrieron las colas fueron tan largas (daban la vuelta a la manzana) que tuvieron que cerrar para reforzar personal.

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

Y es que los expertos en maridaje, dicen que el jamón ibérico, con su gusto graso en boca, se integra perfectamente con el sabor seco del champán francés, maridan porque se neutralizan.

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

A modo de curiosidad, y según los grandes gourmets, el ibérico pertenece a ese quinto sabor (ni dulce, ni amargo, ni salado ni ácido) denominado "umami" (= sabor sutil de regusto prolongado que deja sensación aterciopelada en lengua, induce la salivación y estimula la garganta, el paladar y la parte posterior de la boca) y que comparte con la salsa de soja, la trufa o los tomates maduros.

Bocadillo de Jamón y Champán
Lejos de la estética asociada al jamón ibérico y lo "typical spanish" (ya sabéis, patas de cochino colgadas sobre un capote y una montera), Bocadillo de Jamón y Champán luce con líneas sobrias y limpias, con una barra que perfila literalmente su perímetro y unas "mini mesas" (que adjetivó Enma) altas donde tomar algo sin prisa pero sin demasiada pausa. El local no es grande que digamos y está concebido para ser un lugar de paso donde picar algo y seguir, puesto que su carta tampoco es extensa.

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

Tres o cuatro entrantes y unas ocho variedades de bocadillo componen su libreto, y poco más hace falta para esta opereta donde el pan de chapata con corteza fina, el jamón (de bellota, eso sí) y la copa de brut son los intérpretes principales.

Bocadillo de Jamón y Champán

Enma tomó el más simple, pan y jamón, Oscar le añadió queso manchego y yo me atreví a mezclarlo con queso cremoso y asadillo de pimientos rojos. Tal vez el mío era el más sabroso, pero también el menos apropiado para apreciar el maridaje. Por eso, espero pronto añadir la postdata... porque pienso repetir aunque sea en casa, con un jamón y champán rosado (Oscar apuesta por esta combinación).

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

Bocadillo de Jamón y Champán

Anexo 1: os recomiendo dejar hueco para el postre y visitar Mamá Framboise (pared con pared).
Anexo 2: al jamón ibérico le salen a menudo competidores tramposos que se venden en forma de superofertas. Como regla general, el kg de ibérico oscila entre los 50-70 €, así que desconfiad si baja mucho de ese precio. Además, desde principio de año, los productores de jamón están obligados a un nuevo etiquetado: negro (100% ibérico criado con bellota en la dehesa), rojo (para los ibéricos de menor pureza), verde (para los de cebo de campo ibéricos) y blanco (creados con pienso en granjas).

Desde When & Where os animo a que lo probéis, ya sea en el famoso local de sencillo nombre o en vuestra casa. ¿Qué os parece? Espero vuestros comentarios... Un secreto, yo me quedo con una copa de Ribera del Duero acompañándolo...shhh

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips