jueves, 25 de septiembre de 2014

El Retiro, el plan por excelencia

No sé que tiene El Retiro, que cuando no sabemos dónde ir, allí acabamos. Deben ser una especie de ondas electromagnéticas que nos atraen de manera irresistible. Y como si de imán y metal se tratase, este fin de semana hemos acabado una vez más dentro de su recinto, tan bellamente enrejado.
Da igual cuantas veces vayas, siempre hay algo nuevo que hacer. A nosotros nos gusta aparcar cada vez cerca de una entrada distinta e inspeccionar sus alrededores con ojos nuevos.
 
Consta de 125 hectáreas y con sus más de 15.000 árboles no sólo es uno de los pulmones de la capital sino que ofrece al visitante todo un espacio de ocio, cultura y diversión. Sus jardines cuentan con cientos de especies botánicas (hay incluso una senda de 8 km plagada de arces, pinos, cipreses, palmeras...). Pero hay mucho más que ver:
El RetiroEl espectacular Estanque Grande presidido por el monumento a Alfonso XII, donde poder sentarse en su escalinata y dar de comer a los patos y a esos peces enormes que habitan en sus aguas. Dicen que cada vez que lo vacían para limpiar el fondo se sorprenden de ver la cantidad de cosas curiosas que encuentran.

El Retiro

Las esculturas que llenan cada rincón del parque: el Ángel Caído (que pone cara al diablo), el Paseo de las Estatuas que rinde homenaje a los monarcas de España, el monumento a Santiago Ramón y Cajal, a Benito Pérez Galdós, a Miguel Moya...
 
Las preciosas fuentes de piedra y bronce: fuente de la Alcachofa (en una de las esquinas del estanque), fuente de las Ninfas (cerca de la entrada de la calle Lagasca), fuente de Los Galápagos (con cuatro querubines, dos ranas y dos galápagos, de ahí su nombre), fuentes de la Rosaleda...
 
Y edificios emblemáticos como son la Casa de Vacas y el Palacio de Velázquez, que a menudo albergan en su interior exposiciones temporales gratuitas (una bonita forma de acercar la cultura al viandante).

Palacio de Velázquez (El Retiro)
Palacio de Velázquez



Palacio de Velázquez (El Retiro)
Palacio de Velázquez
Exposición de Kerry James Marshall
Exposición de Kerry James Marshall
Mención aparte merece el Palacio de Cristal, liviana obra de ingeniería, anteriormente invernadero y ahora sede de exposiciones de arte contemporáneo. No conseguimos ver a la princesa de cristal que lo habita porque es transparente como el vidrio, aunque Enma asegura que pasó delante suyo porque "se le movieron los pelos". Eso sí, vimos decenas de mecedoras donde seguro se sienta a descansar y vimos cómo, despistada, dejó sus zapatos olvidados en el suelo... ¿o tal vez los llevaba puestos y permanecía inmóvil viendo cómo nos acercábamos a fotografiarlos?

Palacio de Cristal (El Retiro)


Palacio de Cristal (El Retiro)
En el Palacio de Cristal

Palacio de Cristal (El Retiro)




Palacio de Cristal (El Retiro)
Los zapatos de la princesa transparente

En El Retiro puedes sentarte a descansar y leer en sus bancos (hay una biblioteca popular donde puedes donar tus libros), hacer picnic en sus explanadas de césped, ver títeres, admirar a los habilidosos patinadores, bailar tango cada domingo en el templete, ver exposiciones, recolectar castañas y hojas secas, pasear, remar, escuchar la música que acordeonistas y violinistas nos regalan, echar migas a los patos, montar en bici, ver desfilar a las tropas de Darth Vader o a la infantería de marina mostrando orgullosos sus enseres, hacer tai chi o simplemente estar.

El Retiro

El Retiro

El Retiro

El Retiro

Este año hemos querido dar la bienvenida al otoño allí, porque en estos días la luz que reflejan sus árboles caducos es mágica y las distintas tonalidades que adquieren dotan al parque de un especial encanto. Aprovechad esta estación para visitarlo y seguro que opináis igual que yo.
El Retiro
El lago en otoño

 Un buen plan para los que no podáis estar este finde semana en Malakids (consultad su programación). Yo me apunto, ¿y vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips